Implantes con poco hueso en Ventas

Implantes dentales con poco hueso en Quintana, Ventas y Ciudad Lineal

Cuando un paciente presenta escasa densidad ósea en su maxilar, no es posible colocar un implante.

Sin embargo, existen opciones para solucionar dicha condición y hacer posible la implantación de la corona por medio de este método de sustitución de piezas dentales.

¿Por qué hay poco hueso?

La disminución de la densidad ósea se puede deber a factores tales como:

  • Atrofia ósea por falta de la pieza dental: la interacción entre la raíz del diente y el hueso es una sinergia; una existe porque existe la otra. Es imposible que el diente se mantenga fijado a la encía sin la presencia del hueso y la finalidad del hueso es retener al diente en su lugar. Por lo tanto, cuando existe ausencia de la pieza dental, el hueso pierde densidad y se retrae.
  • Enfermedad periodontal: es una infección que deterioran los tejidos blandos y el tejido óseo.
  • Traumatismo: al recibir un fuerte golpe, el diente pierde la cantidad de superficie mordiente necesaria, por lo que el hueso deja de ser estimulado y su densidad se ve afectada.
  • Desalineamiento: al desalinearse, los dientes pierden su opuesto. Ante esta condición, el siente puede sufrir un exceso de oposición, generando que el hueso de soporte se deteriore.

¿Cómo se hace un implante dental con poco hueso?

Ante la situación de haber perdido tejido óseo, el paciente deberá someterse al procedimiento quirúrgico del injerto de hueso.

  • Mediante esta cirugía, a la persona se le coloca hueso en el maxilar que ha sufrido el desgaste.
  • El hueso a colocarse puede ser tanto extraído del propio paciente como elaborado de forma sintética.
  • Al entrar en contacto con el hueso ya existente, el organismo lo asimila y lo convierte en hueso propio.
  • Si la atrofia no es muy grave, se puede realizar el implante en el mismo momento en el que se realiza el injerto.

Si necessitas implantes y tienes poso hueso, puedes acudir a nuestra clínica dental en Ventas para hacerte una valoración sin compromiso.