DIABETES Y ENFERMEDAD PERIODONTAL

La diabetes mellitus es una enfermedad que se produce por un trastorno en la insulina (una hormona formada por más de cincuenta aminoácidos), ya sea debido a una deficiencia en la cantidad o en la utilización. Este trastorno genera un exceso de glucosa en la sangre del sujeto afectado.

Existen investigaciones recientes que sugieren una relación entre la diabetes y la enfermedad periodontal.

Las personas que padecen esta enfermedad no sólo son más susceptibles a padecer una periodontitis severa, sino que también la enfermedad periodontal puede tener el potencial de afectar a los niveles de glucosa en sangre, contribuyendo a la progresión de la diabetes, y existiendo, por tanto, una asociación bidireccional de las patologías.

Así pues, si la diabetes no está debidamente controlada, pueden existir repercusiones en la cavidad bucal, y más concretamente en nuestras encías.

Factores causantes de la enfermedad periodental

Debido a cambios que existen en los vasos sanguíneos debido a la diabetes, existe una deficiencia en el flujo sanguíneo, lo que a la larga producirá un debilitamiento de los tejidos, como son las encías y el hueso. Además, los altos niveles de glucosa en sangre favorecen la proliferación de ciertas especies bacterianas que son causantes de la enfermedad periodontal.

Recomendaciones para el cuidado de los pacientes diabéticos

En base a lo anterior, la Federación Internacional de Diabetes (IDF 2009), ha establecido una serie de recomendaciones para el cuidado de los pacientes diabéticos:

  • Educar a los pacientes diabético, enseñándoles las implicaciones de su enfermedad, especialmente si está mal controlada, en todo su organismo, incluyendo la cavidad bucal.

  • Evaluar anualmente si cumplen las recomendaciones diarias de cuidado bucal y si atiende a sus revisiones periódicas.

  • Recordar a los pacientes que los cuidados diarios forman parte del control de la diabetes.

  • Evaluar anualmente los síntomas y signos de la enfermedad periodontal por parte de uno de nuestros dentistas en Quintana y Ventas (Madrid), y en caso de que exista tal patología realizar un correcto tratamiento y control de la misma.

Es importante concienciar a los pacientes diabéticos de que existen otros problemas orales que también están relacionadas con la diabetes, como son las aftas, infecciones micóticas (que son aquellas que están causadas por hongos), sequedad bucal, sensación de ardor o quemazón, úlceras, y por supuesto, una mayor predisposición a la caries.

Por último, debemos insistir en que es fundamental una meticulosa higiene oral que contribuirá a prevenir tanto la enfermedad periodontal como el resto de problemas orales asociados a la diabetes, por lo que debemos tener presentes cómo realizar de forma adecuada estas técnicas, y nunca dudar en consultar con nuestros odontólogos y auxiliares cualquier inquietud que pueda suscitar el tema.